Trucos sencillos para ahorrar más de 1000€ al año

Pequeños cambios de hábitos o perder un poco de tiempo realizando comparativas de precios pueden tener un gran impacto en nuestro bolsillo a final de año.
cartera vacía

Ante la actual situación actual de subida de precios generalizada en todos los productos y servicios debemos ser capaces de optimizar nuestro dinero al máximo. Para ello, hay una serie de “gastos hormiga” que, en caso de reducirlos, pueden ayudarnos a ahorrar una cantidad considerable de dinero. Los gastos hormiga, no son ni más ni menos, que los pequeños gastos del día a día, o del mes, que sumados a final de año dan una gran cantidad de dinero.

A continuación, vamos a mostrar algunos ejemplos de gastos en los que podemos recortar para ahorrar una gran cantidad de dinero al año:

Telefonía e Internet

El sector de los servicios de internet y telefonía móvil es muy competitivo y cada vez hay más compañías ofreciendo servicios calidad. Como resultado de esta feroz competencia entre operadoras, son muchas y muy continuadas las ofertas que lanzan para llamar la atención de potenciales clientes, y es ahí donde podemos encontrar un buen ahorro en nuestras facturas de telefonía e Internet.

Uno de los portales que constantemente actualiza los precios y te ofrece una comparativa es “Xatakamovil”, más concretamente en el siguiente enlace: https://www.xatakamovil.com/categoria/comparativa-de-tarifas.

La imagen inferior muestra la última comparativa que ha publicado Xakata a junio de 2022. Si tienes contratada alguna de las empresas más conocidas del sector, puedes acabar pagando hasta el triple por tu factura de fibra y móvil, lo que significa más de 50€ extra al mes.

Comparativa fibra más dos líneas móviles desde 20GB (Xatakamovil)

Tarifa de la luz y gas

Si bien estas tarifas no solían variar tanto en el pasado, con las últimas subidas del precio de la luz y del gas, es imprescindible verificar la tarifa que tenemos contratada, especialmente en el caso de la luz, ya que actualmente la tarifa del mercado regulado ha sufrido un aumento de precio considerable.

Para los que no conozcan como se establece el precio de la luz, a modo de resumen os informamos que existen dos tipos de mercados: Mercado Regulado y Mercado Libre.

  • Mercado Regulado: El precio de la luz (precio del kilovatio por hora “Kwh”) fluctúa de forma constante durante el día dependiendo de la energía que gasta el país en producir la luz en cada momento. Ese precio es público y se puede consultar. Las compañías que ofrecen la luz en el Mercado Regulado cobran a sus clientes el precio al que está la luz en el momento de su uso. Curenergía, Baser o Régsiti son algunos ejemplos de empresas que ofrecen este servicio.
  • Mercado Libre: En el mercado libre la compañía que suministra la luz es la que marca su precio. Empresas como Iberdrola, Naturgy, Endesa… fijan sus tarifas y los consumidores las contratan. En este tipo de mercado la luz será más cara que en el mercado regulado en determinadas horas del día y más barata en otras franjas horarias, esto dependerá de la tarifa contratada.

El aumento de la factura vendrá determinado por las franjas horarias en que gastemos la luz y en el número de horas que lo hagamos, cosa que varía de persona a persona. Cabe resaltar que una elección correcta de tarifa, que se ajuste a nuestras necesidades, puede resultar en una diferencia, entre el mercado libre y el regulado, del triple en coste.

Por desgracia, no hay un comparador fiable, o al menos que conozcamos, por lo que lo más interesante es pedir ofertas a varias comercializadoras libres, comparar los precios con el mercado regulado y ver si nos resulta rentable cambiar a una comercializadora diferente.

Repostar gasolina

Muchas personas no se preocupan de ver el precio de la gasolina cuando llenan el depósito, pensando que quizás la diferencia es despreciable entre las diferentes gasolineras, o porque siempre van a la misma gasolinera, porque “les pilla de camino”. También está el bulo de que poner gasolina en una gasolinera “low cost” estropea el motor y cosas así. Pero la verdad es que se puede ahorrar una gran cantidad de dinero si escogemos la gasolinera correcta. Considerando que la diferencia de precio puede ser de hasta 20 céntimos por litro entre gasolineras, llenar un depósito de unos 40 litros a la semana implica ¡un ahorro anual que sube a los 360€!

Para ayudar en la búsqueda de una gasolinera barata, tenemos a Google Maps. Simplemente escribiendo “gasolinera” en una zona cercana a nuestra casa, nos mostrará el precio de las gasolineras más próximas a donde vivimos, para poder escoger la más barata.

Imagen extraída de Google Maps

Subscripciones que no utilizamos

En este apartado quedan incluidas todas aquellas suscripciones, que estamos pagando mes a mes y que, por la razón que sea, no usamos, bien sea un mes concreto, o durante más tiempo. Aquí se incluyen los Gimnasios, Netflix y otras plataformas de televisión, Spotify, y cualquier otro tipo de actividad que paguemos mensualmente. Actualmente la mayoría de estas subscripciones permiten bajas temporales, por lo que, si algún mes no vamos a utilizar sus servicios, podemos dar de baja temporal el servicio y retomarlo cuando sí vayamos a darle uso.

Si verificamos nuestras suscripciones mes a mes y cancelamos/suspendemos aquellas que no vayamos a utilizar, ahorraremos una gran cantidad de dinero al año. Eso sí, para ello hay que superar la pereza que da el entrar a las aplicaciones y formalizar la baja.

Desde este momento podéis comenzar a ahorrar con estos pequeños trucos, ya que hoy en día estos cuatro gastos los tenemos prácticamente todas las personas. En un futuro ampliaremos la lista a otros productos, servicios y sectores para que podáis seguir ahorrando en otros gastos que no son tan cotidianos.

El Ingeniero de Wall Street

Comparte el artículo en Redes Sociales:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp

No te vayas aún

Podría Interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *