El poder mágico del interés compuesto

En este artículo queremos enseñaros los secretos del Interés Compuesto, y que comprendáis por qué una de las mentes más brillantes de la historia lo ha considerado "La Octava Maravilla del Mundo".
imagen monedas y plantas ahorro

Albert Einstein dijo una vez: “La fuerza más poderosa del Universo es el Interés Compuesto, es la octava maravilla del mundo, y quien lo entiende se beneficia, y el que no, lo paga”.

Interesante, ¿verdad? 

Seguro que ahora mismo muchos de vosotros os preguntaréis: ¿Qué es exactamente el Interés compuesto y por qué habla un genio como Einstein tan bien de él?

Pues bien, vamos a explicarlo de la manera más sencilla posible.

¿Qué es el Interés Compuesto?

El Interés Compuesto es el resultado de generar una rentabilidad positiva (también se le puede llamar interés positivo o ganancia) con una inversión, y en vez de retirar esta ganancia y llevarla a nuestro bolsillo, lo que haremos será reinvertirla, de forma que nuestra inversión cada vez sea más grande y nos genere más rentabilidades. 

El ejemplo más claro para entender este concepto es el de la bola de nieve:

Caso 1. Tiramos una pequeña bola de nieve por una ladera nevada, durante el trayecto, la bola de nieve irá creciendo a medida que vaya agregando a su estructura nieve suelta que vaya encontrando por el camino, llegando a ser una bola de nieve mediana. Si una vez llega al final del trayecto quitamos la nieve agregada y volvemos a tirar la pequeña bola de nieve, lo que podemos esperar es que cuando llegue bajo de la ladera vuelva a tener el mismo tamaño mediano que la primera vez que la lanzamos.

Caso 2. En este caso, tiramos de nuevo una pequeña bola de nieve por una ladera nevada, durante el trayecto, la bola de nieve irá creciendo a medida que vaya agregando a su estructura nieve suelta que vaya encontrando por el camino, llegando a ser una bola de nieve mediana. Si una vez llega al final del trayecto cogemos la bola de nieve mediana y la lanzamos de nuevo desde arriba, ésta a la vez que va rodando pasará de ser una bola de nieve mediana a una bola de nieve grande. Y si volvemos a repetir el proceso, pasaremos de una bola de nieve grande a una muy grande… y así sucesivamente.

Veis la diferencia, ¿no? En el Caso 1, cuando “quitamos los beneficios” y nos los llevamos al bolsillo, limitamos el tamaño de la bola de nieve, ya que siempre se quedará con un tamaño mediano. En cambio, en el Caso 2, cuando “reinvertimos el beneficio”, cuantas más veces tiremos la bola de nieve, más grande se va a hacer ésta, siendo su tamaño máximo muchísimo mayor al del Caso 1.

He aquí el fundamento básico del Interés compuesto: Reinvertir la rentabilidad obtenida de una inversión durante la mayor cantidad de tiempo posible.

¿Cómo se puede conseguir el interés compuesto?

Invirtiendo el dinero. Así de sencillo, para conseguir rentabilidades sobre nuestro dinero, debemos invertirlo. Hay muchas formas de invertir el dinero y conseguir un interés más que interesante: Acciones, Fondos de gestión activa, Fondos Indexados, ETFs… Si eres un principiante en estos temas, lo más sencillo es empezar invirtiendo en Fondos.

Ejemplo Práctico: Dinero en el Banco vs Dinero en un Fondo Indexado al S&P 500(1)

Julia tiene 25 años y ha empezado a trabajar hace un par de meses, como es consciente de la insostenibilidad del sistema de pensiones de España, ha decidido que va a empezar a ahorrar unos 5€ diarios hasta los 65 años, para tener un buen colchón de dinero cuando decida jubilarse.

Julia no entiende mucho de inversión y ha pensado que va a meter el dinero en el banco y ya está, pero su cuñado Pepe le ha aconsejado que invierta ese dinero en algún fondo de inversión como por ejemplo, uno indexado al S&P 500. 

Veamos con datos que supondría para Julia tomar una u otra decisión:

Dinero al Banco

Los bancos actualmente no dan ningún tipo de interés por el dinero que almacenas en ellos, por lo tanto, tendremos un interés anual al 0%. Así pues, si Julia mete en el banco 5€ al día, durante 40 años, cuando se jubile y vaya a recoger su dinero dispondrá de 73.000€ para disfrutar el resto de su vida.

Dinero en el Fondo Indexado al S&P 500

El índice S&P 500 ha tenido una rentabilidad anualizada de alrededor del 8% entre 1927 y el año 2020. Por tanto vamos a tomar este interés anual al 8% como dato para el ejemplo(2). Así pues, si Julia mete 5€ al día en un Fondo Indexado al S&P 500 durante 40 años, y reinvierte la rentabilidad del 8% que obtiene cada año, cuando se jubile y vaya a recoger su dinero dispondrá de 508.000€ para disfrutar el resto de su vida.

Conclusión

Como podemos aprender del ejemplo anterior, la magia del interés compuesto hace que aportando la misma cantidad de dinero, durante el mismo tiempo, el retorno obtenido sea muchísimo mayor(3).

Nunca es tarde para comenzar a invertir dinero de forma periódica y beneficiarse de “La Octava Maravilla del Mundo”

Disclaimer: Desde nuestro punto de vista, el dinero a invertir debe ser aquel que no os deba hacer falta en vuestro día a día. Tened siempre en cuenta que invertir en bolsa tiene su riesgo, ya que no hay nada escrito sobre el futuro. Tomad vuestras propias decisiones en base a vuestras situaciones personales.

Anotaciones:

(1) El índice S&P500 contiene las 500 empresas de mayor capitalización que cotizan en EEUU. Las empresas que componen este índice varían con el tiempo, si una empresa lo hace muy mal en bolsa y su cotización cae mucho, podría salir de la lista, y, por el contrario, otra que lo haga muy bien podría entrar en ella. De esta forma se trata de asegurar el buen hacer del fondo a largo plazo, ya que los valores “perdedores” salen y otros “ganadores” entran. Así pues, invertir en un Fondo Indexado al S&P 500 implica invertir en este conglomerado de 500 empresas.

(2) Que el interés en estos casi 100 años haya sido del 8% anualizado no quiere decir que en el futuro vaya a ser igual. Pero si durante este tiempo han habido 2 guerras mundiales, el crack del 29, varias pandemias, infinidad de crisis y recesiones… y la media ha sido del 8% de crecimiento, confiamos en que en el futuro, aunque vengan muchos imprevistos, la economía se seguirá expandiendo a nivel mundial con el paso del tiempo. 

(3) Tabla con las cantidades que se muestran en el ejemplo previo y en la posterior gráfica. En ella se muestra el dinero que se tendrá a final de cada año, tanto en el banco como en el fondo indexado, haciendo un aporte de 5€ diarios (1.825€ anuales). 

El Ingeniero de Wall Street

Comparte el artículo en Redes Sociales:

Twitter
Facebook
LinkedIn
Email
WhatsApp

No te vayas aún

Podría Interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *